Las universidades han reforzado la idea que sólo quienes tienen méritos triunfan, aunque la realidad muestra que jóvenes meritorios no tienen oportunidades mientras que ricos mediocres sí. Esta idea ha cobrado fuerza a partir del último libro del ya famoso profesor de ética de la Universidad de Harvard, Michael Sandel, denominado “La tiranía del mérito” (foto de la portada), en el que cuestiona cómo la educación ha pasado a tener una lectura política que divide a triunfadores de perdedores, pues ha sido la misma educación la que se ha entendido como la forma de prepararse para competir y vencer en la economía global, dejando de un lado los principios de solidaridad y bien común.
Full text in El Observatorio de la Universidad Colombiana